30.6.07

Algunas frases de William Bernbach

“Ir a lo seguro puede ser lo más peligroso del mundo, ya que usted le estará presentando a la gente una idea que ya ha visto antes y carecerá de impacto”.

“La publicidad no crea ventajas al producto. Tan solo puede transmitirlas”.

“La diferencia entre lo que se olvida y lo que permanece se llama habilidad”.

“Usted tiene que vivir con su producto. Tiene que empaparse de él. Tiene que saturarse con él. Tiene que llegar al corazón del mismo. Así es, pero si no encuentra un concepto original que pueda ser comunicado al lector, usted no puede ser creativo”.

“Existen dos actitudes que usted puede tomar: la de las frías matemáticas o la de la cálida persuasión humana. Le recomiendo esta última, ya que hay una gran evidencia que en el campo de las comunicaciones, mientras más intelectual se vuelva, es mayor la posibilidad de perder las grandes aptitudes intuitivas que apelan a la persuasión suprema que son las cosas que verdaderamente le llegan y conmueven a la gente”.

“Cuando el concepto es genial, la ejecución es lo de menos”.

“¿En verdad puede juzgar una idea a partir de un storyboard? ¿Cómo pone en un storyboard una sonrisa?”.

“Una verdad aburrida no será tomada en cuenta. Una mentira excitante sí lo será. Eso es lo que la gente buena y sincera debe comprender. Deberá hacer que sus verdades sean nuevas y excitantes; de otra manera sus buenos trabajos nacerán muertos”.

“No confunda el buen gusto con la ausencia del mismo”.

“En el corazón de una filosofía creativa efectiva está la creencia de que nada es tan poderoso como compenetrarse en la naturaleza humana; cuáles compulsiones manejan al hombre, cuáles instintos dominan sus acciones, aun cuando sus palabras tratan de disfrazar lo que en verdad le motiva”.

“Adentrarse en la naturaleza humana abre las puertas a las aptitudes del comunicador. Mientras que el escritor se preocupa por lo que pone en sus escritos, el comunicador se preocupa por lo que el lector obtendrá de ello. Es decir, se convierte en un estudioso de cómo la gente lee o escucha”.

“Hay muy pocas cosas más destructivas que una idea errónea expresada persuasivamente”.

“Para que un anuncio tenga éxito (lo mismo que una persona o un producto), debe establecer su propia y singular personalidad, o nunca será tomado en cuenta”.

“Para mantener sus anuncios frescos, debe mantenerse fresco a sí mismo. Viva la forma de hablar de hoy y creerá en ella. Si sigue, disfruta y se emociona con las nuevas corrientes en el arte, en la escritura, la industria, las relaciones personales… todo lo que haga estará naturalmente con la época”.

“Usted no le puede vender a una persona que no esté escuchando”.

“Hacer que un producto sea conocido no es la respuesta. Hacer que sea “deseado” sí lo es. Algunos de los productos de nombres bien conocidos han fracasado”.

“Quizás nos estamos hundiendo en demasiados detalles. Quizás nuestras ideas publicitarias están siendo valoradas en función de la maquinaria de eficiencia que se encuentra a un mismo nivel en Estados Unidos de Norteamérica”.

"No es qué tan corto lo haga; es cómo lo haga corto”.

“Los grandes errores se presentan cuando sentimos que estamos más allá de cualquier cuestionamiento”.

“Hoy en día, todo el mundo habla de ‘creatividad’ y, francamente, eso me tiene preocupado. Temo menos que mantengamos el buen gusto aunque perdamos la venta. Pero le temo más a todos los pecados que podamos cometer en nombre de la ‘creatividad’. Sospecho que estamos entrando a una época de farsantes”.

“Lógica y sobre-análisis pueden inmovilizar y esterilizar una idea. Es como el amor, mientras más se analiza, más rápidamente desaparece”.
“Sin un talento especial para vender, una proposición especial de venta no estará lo suficientemente completa y podría morir”.
“Si algo que busca captar la atención tiene un sentido lógico, esto no garantiza que funcionará”.

“Trabajar a partir de un método o una fórmula garantiza que haremos en la efectividad de una idea, lo mismo que el tiempo hace con la hogaza de pan. Las ideas deben salir calientitas del horno y estimular el apetito. Es por esto que en comunicación, ‘la imitación equivale al suicidio comercial”.

“La frágil estructura de la lógica se disuelve y desaparece al enfrentarse a la emotiva violencia de un tono callado, a una pausa dramática y a la emoción que va aumentando en un ‘crescendo’ verbal”.

“El conocimiento, a la larga, está al alcance de todos. Sólo la verdadera intuición, el brincar del conocimiento a la idea, es suyo y suyo solamente”.

“Adapte sus técnicas a una idea, no una idea a sus técnicas”.

“Los hombres que mañana permanecerán en los negocios son aquellos que comprendan que el futuro, como siempre, pertenece a los valientes”.

“En este mundo totalmente real, el bien no sustituye al mal. El mal tampoco sustituye al bien. Pero lo que es activo sí reemplaza a lo pasivo”.


“No se le puede pedir a la investigación que haga aquello para lo cual no fue creada: crear una buena idea”.

“Muchos de los lectores salen de sus lecturas sin un claro, preciso y detallado registro de lo que leyeron. Salen con una vaga y nebulosa idea que se formó tanto por la cadencia, la proporción y la música de lo escrito, como por el sentido literal de las palabras”.

“Cada día llego más a la conclusión de que un principio no es tal, hasta que no le cuesta a uno dinero”.

“Los verdaderos gigantes siempre han sido poetas, hombres que saltaron de los hechos al campo de la imaginación y las ideas”.

“Una idea importante que no sea comunicada persuasivamente equivale a no haber tenido idea alguna”.

“Es irónico que aquello que despierta las mayores sospechas en los negocios, ese intangible llamado habilidad, sea el instrumento más práctico con el que contamos, ya que sólo un talento original puede competir con todos los eventos, noticias y violencia existentes que sobresaltan al mundo para llamar la atención del consumidor”.

“Todos los que utilizamos los medios de comunicación masiva, damos forma a la sociedad. Podemos hacer vulgar a esa sociedad, embrutecerla o ayudarla a elevarse a un nivel superior”.

“Aun cuando nos gustaría que la publicidad sea una ciencia –porque así nos simplificaría la vida–, el hecho es que no lo es. Es un arte sutil, fresco, cambiante, que desafía las fórmulas y que está afectado por la imitación; donde lo que fue eficaz un día, por esa misma razón, no lo será al día siguiente, pues habrá perdido el máximo impacto de la originalidad”.

“Nuestro trabajo es vender las mercancías de nuestros clientes… no vendernos a nosotros mismos. Nuestro trabajo consiste en matar el ingenio que nos hace brillar a nosotros, en vez del producto. Nuestro trabajo está en simplificar, en arrancar lo inconexo, quitar de un tirón la madeja que ahoga el mensaje del producto”.




¡Gracias Nico!

1 comentario:

Jessica dijo...

Dioz!
Este hombre es graaande!
io ztudio Publicidad...*
Ez un graaan gurú
publicitario!

Graaande Bernbach!




zaLudoz*
Paz·